iconio.com El placer de la vista
 Serpientes y escaleras  La cocina  El espejo de Narciso  El arte en el ojo ajeno  El puente  El pelo de marta  Negro de humo  Tablón de anuncios  Noticias
 Portada   ¡participa!  artículos   acerca de...    Libro de Visitas     Chat   Art Yellow Pages
 
Una del Coronelazo
El pelo de marta Redacción, el 12/04, 2000
David Alfaro Siqueiros. ME LLAMABAN EL CORONELAZO. Ed. Grijalbo, México, 1977

El brasileño Araujo, pintor de gran prestigio en su país y sumamente apreciado en Europa, me invitó a la casa de Picasso. Rivera, mi compatriota, muchas veces me ofreció lo mismo, pero no sé por qué causas nunca llegó a cumplir su oferta.

Ya para llegar a la casa de Picasso, una o dos calles antes, encontramos a Rivera, quien saludándonos, nos dijo: “Vengo de la casa del maestro (así lo llamaba siempre Rivera) y lo acabo de agarrar en una ‘volada’. Sucedió que al quedármele viendo yo a un cuadro colgado bastante alto en la pared, Picasso me dijo: ‘Ese cuadro lo pinté en 1906 y como usted ve, ya se adivinan ahí los principios del cubismo’. Sin darle de tiempo para impedirlo, acerqué cautelosamente una silla, me trepé en ella hasta alcanzar el cuadro, le pasé la mano… y la pintura estaba fresca. ‘Conque en 1906, ¿no?’, le dije al maestro enseñándole mi mano embadurnada”. Araujo, que no quería a Rivera y se especializaba en encontrar siempre los resbalones de éste para criticarlo, se le quedó viendo en forma sarcástica y después, volviendo la cara hacia mí, a la vez que levantaba las cejas con toda la cabeza, en actitud de interrogación, sospecha y al mismo tiempo censuradora, me dijo simplemente: “Vámonos”.

Después de la presentación de rigor, muy sonriente, Araujo le dijo a Picasso: “Nos encontramos a Rivera casi en la puerta y sin preámbulos nos espetó una curiosa historia sobre un cuadro de usted, supuestamente pintado en 1906, pero que al pasarle la mano se encontraba fresquecito”. Picasso, volviendo la cara hacia mí, me dijo: “Su compatriota Rivera será siempre el mismo. Es verdad que yo le dije que ese cuadro lo había pintado en 1906 y que tenía ya todos los elementos de lo que más tarde sería mi cubismo. Pero todo lo demás es completamente falso”. A su vez Picasso se trepó en una silla y bajando la obra nos la acercó, diciéndonos: “Embárrense las manos, por favor”.

iconio.com: el más avanzado sitio Internet de Arte de México | JEAN-MICHEL BASQUIAT: RÉQUIEM POR UN PESO PLUMA

 

 Ligas Relacionadas
Artículos Relacionados



Kalysis Shop

Especializados en lectores de tarjetas, tarjetas inteligentes e Internet de las Cosas. De los creadores tecnológicos de iCONiO, sus productos y tecnologías.

iot

tacografos

tacógrafo digital

internet de las cosas

control de acceso

lector usb

firma electronica avanzada




Su Dispositivo de Firma Electrónica Avanzada

©2000-2004 ANID, Plaza de Uncibay, 3, Primera Planta, 29008 Málaga, España.
+34 952 608193 Internacional +1 (206) 984 2922. Todos los derechos reservados.
[ contáctenos iconio @ iconio.com | ¡participa! | artículos | agenda ]

La Galería iconio.com Tienda Virtual
Galería  Pintura Fresca Tienda
Lunes, 26 de Junio, 2017 12:27:17 en servidor